Un llamado al docente Uasdiano

La semana pasada, el presidente de la Vanguardia Estudiantil Dominicana (VED), Rafaelito Valenzuela, denunció que dirigentes del equipo de campaña de la doctora Emma Polanco negociaron y compraron los votos de ese gremio estudiantil, apéndice del Partido de la Liberación Dominicana (PLD), en la Universidad Autónoma de Santo Domingo, (UASD).

La denuncia significa un desafío a la clase docente de la casa de altos estudios, pues como Alma Mater está obligada a dar un ejemplo de buenas costumbres y de pulcritud ante una sociedad que le reclama lo moral y lo ético.

Los maestros y las maestras de la UASD deben exigir una investigación a fondo como la solicitó el vicerrector de Investigación y Posgrado, Francisco Vegazo.

Hoy, que se avecina un proceso electoral donde se elegirán las nuevas autoridades el próximo 20 de junio, los docentes que significan el 94%  de los votos al claustro electivo deben elevara su autoridad para que la denuncia hecha por Valenzuela sea investigada.

Es bien crítico para nuestra UASD que los titulares de los medios de comunicación reseñen la denuncia relatada por Valenzuela, quien también imputa a seguidores de la doctora Polanco por agresión a los dirigentes de la VED,  encabezado por Carlos Rijo (alias Carlitos Samaná).

Los catedráticos  y las catedráticas de la Primada de América están obligados hacer un llamado a los miembros de la Comisión Central Electoral para que se empleen a fondo en el caso y tomen las medidas cautelares al respecto.

Reitero que la UASD, como modelo en todas las costumbres del bien, debe enfrentar estos males denunciados, porque es una necesidad que en la academia que tiene más de tres mil maestros y maestras, y con una matrícula de unos 200 mil estudiantes, se estén permitiendo estas conductas inaceptables para la República Dominicana.